Consejos para ahorrar energía eléctrica

Asesoría para el hogar:
Análisis en línea de su consumo eléctrico

Cómo ahorrar energía eléctrica

Instalaciones eléctricas
Asesoría para la empresa:
Las tarifas de electricidad en Chile

Evaluación gratuita de la situación tarifaria

Información del Sector Eléctrico
Información general:
Novedades & Curiosidades

Preguntas Frecuentes Sobre Regulación

Links a Instituciones Relacionadas

Generalidades:

Al comprar un electrodoméstico fíjese en las indicaciones de consumo de electricidad del artefacto, y elija el de menor consumo, hoy marcados con una letra que indica su nivel de eficiencia energética (los "A" son los más eficientes).

Trate de evitar la electricidad para calefacción o para calentar el agua, ya que debido principalmente a las pérdidas que ocurren en su generación y transmisión, esto resulta poco eficiente desde el punto de vista del buen aprovechamiento de las energías primarias usadas para generar electricidad. Lo cual no significa que, mirado a corto plazo, el uso de la electricidad para estos fines no pudiese resultar conveniente en lo que a costos se refiere. Prefiera el uso de energías renovables, y procure contar con aislamientos adecuados para mantener el calor en su hogar por más tiempo.

Verifique si tiene corrientes de pérdidas en su hogar. Para esto, desconecte todos los artefactos y verifique que el disco del medidor de energía no esté girando. En caso que hayan pérdidas, contacte un instalador autorizado para resolver el problema.

Si deja de usar su computador por un momento, apague el monitor, ya que en promedio el consumo de estos es equivalente al de una ampolleta incandescente.

Equipos de Aire acondicionado:

Mantenga la habitación cerrada mientras esté funcionando el equipo.

Desconecte o apague el aparato al salir de la habitación.

Limpie el filtro de aire cada 15 días. Los filtros sucios y los depósitos saturados de polvo provocan que el motor trabaje sobrecargado y reduzca su utilidad.

Iluminación:

Apague la luz cuando no la necesite, y todo aquello que no se esté usando en el momento. Los cargadores de baterías para teléfonos celulares, cámaras de video, equipos portátiles de comunicación y computación (note book, palm, etc.), consumen energía si se encuentran conectados, estén o no cargando. Lo mismo ocurre con los aparatos a control remoto conectados, aun cuando estén apagados. (Siempre que vea usted una señal luminosa en cualquier aparato, ésta indica que ahí se está consumiendo electricidad).

Mantenga abiertas las cortinas y persianas durante el día; la luz natural siempre es mejor. (Si usted vive en un lugar de clima cálido, ciérrelas en el día, pues al abrirlas entrará la luz natural, pero también el calor y, en todo caso, el costo de la iluminación artificial es más bajo que el de “climatizar” la habitación).

Pinte las paredes de su hogar con colores claros; esto ayuda a aprovechar mejor la luz, tanto la natural como la artificial.

Sustituya los focos incandescentes y los halógenos por lámparas ahorradoras (fluorescentes compactas), las cuales son más caras que las ampolletas comunes, pero consumen solo un 20% de la energía y duran diez veces más tiempo. Aplique esta medida en todos los espacios de su hogar donde sea posible, especialmente en aquellos de iluminación permanente como son los pasillos, escaleras, pórticos.

Es importante saber que el 85% de la energía eléctrica utilizada en un foco incandescente de tecnología antigua se convierte en calor y sólo el 15% restante en luz. Alguien ha dicho que el foco es un calentador eléctrico, que tiene un subproducto: la luz. En caso de no poder instalar lámparas de tecnología eficiente en los lugares donde se requiere poca iluminación (habitaciones, pasillos, cornisas), se recomienda usar focos (incandescentes) máximo de 25 watts.

En lámparas múltiples puede quitar uno o dos de cada tres focos o reemplazarlos por los de 25 ó 40 watts. Recuerde también que las ampolletas "dicroicas" son de 50 W cada una y que hoy tienen reemplazos eficientes también.


Limpie periódicamente focos y lámparas, pues el polvo bloquea la luz que emiten.

Refrigerador:

¿Sabía usted que los refrigeradores pueden llegar a consumir cerca de la tercera parte de la energía eléctrica utilizada en los hogares?

Coloque el refrigerador en un lugar con suficiente espacio para permitir la circulación del aire por la parte posterior (5 cm aproximadamente) y evite colocar objetos que obstruyan una adecuada ventilación, ya que de lo contrario el aparato trabajará más y, por tanto, habrá un mayor consumo de electricidad.
Instálelo en donde no esté al alcance de los rayos solares, la estufa o cocina, y otras fuentes de calor, pues cerca de ellos tiene que trabajar más.

Revise que el refrigerador esté nivelado, ya que si su base o el piso están desnivelados, el empaque de la puerta sellará mal y dejará entrar aire caliente.

Asegúrese que la puerta cierre herméticamente y que no deje que el aire frío se escape. Esto lo puede comprobar poniendo una hoja de papel al cerrar la puerta; si ésta cae o se desliza fácilmente cuando usted la jala, indica que los empaques deben cambiarse.

Verifique que la puerta esté bien cerrada y no la deje entreabierta, pues un refrigerador trabaja con eficiencia cuando se abre lo menos posible. Así que tome sus decisiones antes de abrirlo y ciérrelo de inmediato para evitar que entre el aire caliente y salga el frío.

Evite introducir alimentos calientes dentro del aparato, permita que se enfríen a la intemperie antes de guardarlos, pues de este modo trabajará menos su refrigerador.

Use la temperatura correcta para conservar los alimentos. El ajuste del termostato debe estar entre los números 2 y 3 en lugares de clima templado y entre 3 y 4 en sitios calurosos.

Mantenga los alimentos cubiertos; así se conservan mejor y será menor el acumulamiento de humedad en el interior del refrigerador

Descongele con regularidad su refrigerador, si es de deshielo manual. En refrigeradores de este tipo o semi-automáticos, revise que la cantidad de escarcha que se forma en el congelador no sobrepase el medio centímetro. Descongélelo antes de que esto ocurra.

Limpie periódicamente la parte posterior del refrigerador (el condensador, especialmente). Si la rejilla posterior del condensador está sucia, puede ocasionar costos más altos de operación del aparato. Las rejillas que se encuentran en la parte posterior o inferior delantera del mismo, deberán ser revisadas y limpiadas cuando menos dos veces por año. Mantenga principalmente estas rejillas con ventilación y sin objetos que obstruyan la circulación de aire.

Si sale de vacaciones por más de 15 días, desconecte el refrigerador, límpielo y deje las puertas abiertas para que se ventile y no guarde olores desagradables

Lavado y planchado:

Al usar la máquina lavadora o secadora de ropa, prefiera cargarla completamente (no usarla para lavar o secar una sola prenda) y emplear programas de lavado económico.

Limpie periódicamente los filtros de su lavadora, ya que un rendimiento óptimo garantiza un menor consumo y un mejor funcionamiento del aparato.

Nunca seque la ropa con la plancha y gradúe el termostato de esta de acuerdo a la tela que va a planchar.

Junte la mayor cantidad de ropa posible para planchar, así evitará desperdicios de calor en el encendido y apagado de la plancha.

No deje la plancha encendida innecesariamente.


Fono: (56) - 2 - 204 52 88 Fax: (56) - 2 - 205 95 03
E-MAIL: ingenieros AT electroconsultores.cl
Barros Errázuriz 1953 of 1002, Providencia CASILLA 16221, SANTIAGO-9, CHILE